VADOCAÑAS - LOS CARCELES

delfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascualdelfinpascual

Ficha Excursión | Comentarios | Fotografías | Imprimir | Indice

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FICHA DE LA EXCURSION

   

Nombre

Vadocañas - Los Cárceles

Lugar de inicio

Puente de Vadocañas (500 metros)

Distancia Coche

120 kilómetros

Como llegar

desde Valencia

Autovía de Madrid, salida 266-Venta del Moro, hasta Venta del Moro 96 kms., a la entrada, desvío a la derecha, dirección Casas de Moya/Casilla de Moya, tras estas casas, a 2 kms., tenemos que desviarnos a la derecha por una carreterilla, que nos indicará el “Tochar”, vamos bajando por carreterilla asfaltada, no muy buena, tras 10 km. desde Venta del Moro, veremos a la derecha desvío por pista forestal de tierra a Vadocañas, este es el tramo malo, 12 km. de pista con bastantes piedras sueltas, sin dejar la pista principal en ningún momento, omitiendo las que nos salen a derecha e izquierda, la pista se hace interminable, hasta el mismo puente de Vadocañas.

Itinerario

Texto perfectamente detallado y fácil de seguir, sin cuyo material, no hubiéramos podido realizarla tomado de la página:

http://www.senderoxtrem.com/vadocanas.htm

a los que estamos muy agradecidos. A continuación detallamos el texto íntegro:


Salimos cruzando el puente, por la pista que nos lleva hacia una casa grande. Es la venta de Vadocañas. Una vez aquí, frente a la casa, hay un tronco grande con un tejadito y unas puertas, detrás pasa un arroyo que lo cruza un pequeño puente de madera. Bajamos para cruzar este puente y seguimos hasta un camino que se nos cruza. Enfrente hay un chalé. Seguimos el camino hacia la derecha y a unos cuantos metros vendrá una bifurcación, omitimos el camino de la derecha para coger la pista forestal que sube a la montaña. Es una pista bastante deteriorada. Conforme vamos subiendo podemos disfrutar de una panorámica del paisaje con el puente al fondo. Subimos por la pista hasta encontrarnos con un camino a la izquierda. Veremos un cartel que pone "finca particular prohibido el paso". Nos metemos por aquí, y siguiendo siempre el sendero pegado a la izquierda, junto a unos cultivos de almendros.
Pronto empezaremos a bajar por una senda un poco mas ancha con el barranco a la derecha. Bajamos directos al río, hasta encontrar una casa en ruinas, nos acercamos hasta el río atravesando un bancal abandonado, un poco antes de llegar a la orilla se ve una senda a la derecha que vuelve a subir. Un poco mas adelante atravesamos un pequeño barranco entre una pinada. A partir de aquí caminaremos un buen trecho por una senda de pescadores junto al río y entre pinos. Nos encontramos otra casa a la izquierda, también esta en ruinas y casi cubierta por la maleza, bajamos un pequeño terraplén y continuamos por la senda que hay enfrente que también se mete en la vegetación entre olivos silvestres. El sendero es perfectamente visible. En algunos bancales de la izquierda, junto al río vemos los rebrotes de los chopos anteriormente talados. Mas adelante a nuestra derecha hay un cobertizo en ruinas, a unos cuantos metros abandonamos este camino por otro que sale a la izquierda, hay un letrero de "aguas trucheras",nos metemos por aquí a un bancal lleno de rebrotes de chopos para buscar la senda que irá pegada al río, en esta parte , el río da un giro a la izquierda (Recordamos que estamos entre las famosas hoces del Cabriel) esta senda va a parar a una pista forestal y que a su vez dejaremos unas ruinas a la derecha antes de pasar por unos pilares a cada parte del camino y un cartel de "zona de caza controlada".
La pista se hace más ancha, mas adelante encontraremos a la izquierda un refugio de pescadores, tienen a la entrada un cartel informativo con mapas sobre el coto de pesca. Continuamos un largo trecho por la pista hasta encontrarnos a la izquierda otras ruinas, apenas dos paredes. Aquí dejamos la pista por la que veníamos para seguir de frente por otra pista. Sin dejar esta pista llegaremos a la pequeña aldea de Los Cárceles, como unos dos kilómetros antes, podemos disfrutar de una bella panorámica del valle con el río, las casitas blancas y un imponente puente a medio construir. Es la vía férrea de Utiel-Baeza que nunca llegó a terminarse de construir.
Los Cárceles, es una bonita aldea a orillas del Cabriel, con instalaciones de mesas, paelleros etc...Aquí podemos almorzar o darnos un refrigerio en "El almitaño español" un sitio bastante pintoresco y curioso y en el que quedamos muy satisfechos. Os lo recomiendo.
El regreso es bastante sencillo, venimos por el mismo camino hasta la primera casa casa en ruinas que encontramos a pocos metros antes de llegar a la orilla del río,(nos quedará a la izquierda en una subida empinada).Subimos hasta la casa, omitimos una senda ascendente (es la primera bajada cuando empezamos) y vamos por una senda que va por detrás de la casa para seguir por la orilla del río. Seguimos junto al río hasta cruzar un pequeño pórtico, ya desde aquí se ve el chalé que vimos casi al principio de la ruta, a partir de un dolmen de tres piedras cruzaremos por la derecha unos bancales y una pinada para salir al camino junto al chalé. Ya solo nos queda subir hasta la venta y regresar hasta el puente de Vadocañas

Distancia

18,30 kilómetros

Tiempo Estimado

4:00 - 4:30 horas

Altitud Acumulada

380 metros

Cota Máxima

Sierra de Vadocañas (566 metros)

Nivel

Bajo/Medio, motivado por la distancia, pues la ruta no reviste ninguna dificultad.

Valoración AJSCH

Valoración GMFE

Recomendaciones

AJSCH: Asociación Jubilados Banco Santander Central Hispano

GMFE: Grupo Montaña Facultad de Economía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sucedió el 11/10/2006 (AJSCH)

 

   

 

Corresendas

MODALIDAD DE LA RUTA: Investigación AJSCH

FECHA: 11 de Octubre de 2.006

ASISTENTES (13):
Jesús, J.Manuel, Benlliure, Valera, Pilar, Vte.Jordan, Juanjo, Vte.Ribes, Calahorro, J.L.Aragón, Vte.Arbiol, Ricardo y Simón.

TIEMPOS: Inicio 10:20, Final 15:10, Andando 4:10

COMENTARIOS:
Nos pusimos en marcha 4 coches, a un paraje totalmente desconocido para todos, de auténtica aventura, como así fue al final.
Iniciamos la ruta muy tarde, motivado por el mal camino de tierra, que encontramos. Casi nada más empezar, en la Venta de Vadocañas, precioso sitio para tal menester, hasta con mesa, decidimos almorzar, algunos no tenían ni hambre, nos fuimos animando y al final como siempre un festín, hasta Valera trajo robellones, vino, café y el jarabe. Nos pusimos nuevamente en marcha, cruzando un arroyo que pasa detrás de donde almorzamos, empezamos a subir un poco, hasta llegar al pequeño montículo, desde donde se divisa el puente de Vadocañas, para pronto volver a bajar dirección al río Cabriel, que prácticamente no abandonaremos, hasta 2 kms. antes de llegar a la aldea de Los Cárceles, nuestra meta.
La ruta discurre la mayor parte del recorrido a orillas del río Cabriel, con sus aguas cristalinas, en gran cantidad, entre pinos y chopos, muy bonita senda de abundante vegetación, apta para todos los públicos, compaginándola con algo de pista forestal.
En la aldea de Los Cárceles, hay una casa donde tienen algo de bebida, pero muy poca cosa. Además hay una fuente, instalaciones de mesas, y el río al lado mismo, donde incluso algún atrevido puede bañarse.
Al regreso en los coches, nos esperaba lo peor. Teníamos previsto cruzar el puente de Vadocañas, e ir a comer a Villarta, lo que no contábamos es lo malo que estaba el poder cruzarlo, baches y piedras salientes.
Con no pocas dudas, fuimos cruzando poco a poco hasta tres, de los cuatro coches, uno se volvió por donde habíamos venido por la mañana. Una vez cruzado el puente seguimos por la pista, y llega otro obstáculo, un charco con dos palmos de agua, como un pequeño barranco y sin verse el fondo, lo vadeamos y seguimos por la pista de tierra, camino de Villarta. A destacar que esta pista de tierra, unos 10 km. desde Vadocañas al Santuario de la Consolación, está bastante bien, no tiene comparación con la de la mañana, y desde la Consolación otros 7 km. a medio asfaltar, hasta Villarta, que llegamos felizmente a las 16:00 horas.
Estuvimos en tres provincias en un solo día: Valencia, Albacete y Cuenca, o sea que la ruta no tiene nada más que un pero......, el de cómo llegar con los coches y volver. Yo creo se debe de ir por Villarta, dejando los coches en la parte buena de la pista, cerca de la venta de Vadocañas, o desde Los Cárceles, iniciando la ruta al revés, para cualquiera de los dos sitios la distancia ronda 145 Km

COMIDA:
Aunque tarde, nos estaban esperando, con una muy buena comida en Villarta, Restaurante Los Tubos, a la entrada del pueblo, 13 Euros por comensal.

   

 

 

DelfinPascual

LA RUTA: Fácil de patear. Uno de los tramos será el mas bonito que conozco, el resto sin desniveles que resaltar. Para ir de charla todo el día.

LO MEJOR: El tramo junto al río.

LO PEOR: El desplazamiento en coche con tramos de pista forestal en muy mal estado y la pérdida "voluntaria" de dos "miembros" por no poder pasar su coche en el tramo mas complicado.

LA ANECDOTA: No tengo mucha experiencia pero jamás se había almorzado antes de empezar la ruta, hoy si.

LA COMIDA: No se ajusta la calidad al precio, pues aunque parezca mentira, buena comida y bajo precio. Ver para creer. Esto sucede todos los días en el Restaurante Los Tubos de Villarta (Cuenca).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTOGRAFIAS

Esta página ha sido visitada 3937 veces